lunes, 31 de agosto de 2009

COMPLICADA LA SITUACIÓN PARA EL QUERÉTARO

De mal y de malas los Gallos Blancos del Querétaro que acaban de perder en la fecha 6 ante los Pumas y se caen más en el asunto del porcentaje y ahora tienen 2 puntos en 6 partidos para 0.333.


Y aunque todavía falta mucho para que se decida qué equipo desciende, Los Gallos Blancos tienen que comenzar a sumar de a 3 cuanto antes ya que se están rezagando peligrosamente.

Por lo pronto para meterse a la pelea por la permanencia necesitan ganar tres partidos sin perder ninguno para que su porcentaje suba un poco más de 1.000 y poder estar codo con codo con los últimos lugares de la tabla.


Y lo peor es que no se ve por dónde Los Gallos Blancos puedan hacer puntos ya que el futbol que han mostrado no da muchas esperanzas y según las notas periodísticas tampoco han mostrado coraje para salir airosos de los compromisos.


Por lo pronto en el partido del domingo fueron barridos por los Pumas y poco pudieron hacer y según la nota del periódico Diario de Querétaro, el equipo se deslumbró por el escenario y por el nombre de su adversario y no pudo hacer gran cosa.
Por cierto que este partido fue dirigido por Valtencir Gómez que está de técnico de manera interina al ser removido Héctor Medrano después de la derrota pasada ante el Atlante.


Nota de Diario de Querétaro


Para Llorar

Por piedad que alguien haga algo Gallos Blancos mostró miedo, falta de compromiso y nula personalidad en C.U.
Foto: Gybsan Villagómez. /Diario de Querétaro.


Diario de Querétaro


31 de agosto de 2009


Roger A. GarcíaMéxico, 30 Ago. 09 (OEM).-


Un miedoso equipo de Gallos Blancos se paró en la cancha de Ciudad Universitaria para ser completamente desnudado por unos Pumas que ni siquiera hicieron esfuerzo alguno.


Fue un 3-0 en contra que mostró a un equipo queretano muerto en lo anímico y sin personalidad para estar en el Máximo Circuito.Valtencir sorprendió al incluir de inicio como laterales a Ricardo Alcalá y Diego Ochoa, además de pararse con un 4-4-2 para tratar de soportar la presión universitaria. Pumas olió el miedo de los jugadores plumíferos, por lo que sólo tenía que ser paciente para horadar la meta visitante.


Y no tardaron mucho tiempo en ponerse al frente en el marcador a través de un pedazo de gol de Dante López al minuto 10, quien empalmó una pelota en la esquina del área grande y la colocó al ángulo izquierdo de José Guadalupe Martínez.

A partir de ahí la moral queretana se fue abajo.


Los jugadores plumíferos lucían irreconocibles. Ni siquiera el buen juego brindado ante el Atlante los inyectó de ánimo.


Tal era el temor que algunos jugadores no querían ni siquiera tocar la pelota, incluso, se escondían y se trataban de deshacer de la bola con tal de no tener responsabilidad alguna.Pumas desperdició dos oportunidades de gol a través de Dante López, siendo figura el portero 'Lupe' Martínez.


Los auriazules no hicieron mucho, pero era lo suficiente para tener maniatado el ataque de los Gallos Blancos, quienes tuvieron la primera oportunidad de gol en un disparo lejano de Esteban González que atajó de forma correcta Sergio Bernal.


Cuando el primer tiempo expiraba un nuevo error en la zaga plumífera le permitió a Pablo Barrera hacer una diagonal por derecha y sacar un centro que nuevamente Dante López mandó al fondo, matando cualquier tipo de reacción de los visitantes, quienes a partir de este momento tiraron la toalla.La segunda mitad fue un verdadero suplicio.

Con un Gallos Blancos que lo intentaba, pero que no podía hilar un solo ataque serio que preocupara a los universitarios.


Por su parte, Pumas ya sólo jugaba al contragolpe a través de Martín Bravo, a quien le falta serenarse más al momento de entrar al área.Ni siquiera los cambios le dieron frescura a los plumíferos, Jonathan Piña y Mauro Vila no tuvieron la trascendencia necesaria y se contagiaron del estado de ánimo de sus demás compañeros.


Querétaro no tuvo una sola oportunidad de gol en el segundo tiempo, definiendo lo que fue el peor partido de la temporada por parte de Gallos Blancos. Ningún jugador se salva del mal momento por el que está pasando el 'benjamín' de la Primera División.


Jehu Chiapas cerró los cartones al rematar un centro de Pablo Barrera al minuto 73, rematando entre los zagueros Joaquín Beltrán y Luis Daniel Cano. Un colofón para una de las tardes más negras en la historia de los Gallos Blancos en la Primera División.


Los 1500 aficionados vestidos de azul y negro que asistieron a Ciudad Universitaria tuvieron que irse con cabeza baja y la bandera al hombro. Una imagen que se ha hecho costumbre en este regreso a la Primera División.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pueden hacer todo tipo de comentarios, sin embargo para promover el buen lenguaje se pide por favor evitar ofensas y vulgaridades.
Se les pide también evitar el spam.
Gracias